Eresidae


Eresidae

Eresus sp. Hembra.

Eresus macho

Eresus sp. Macho.

Los erésidos son una familia de arañas con gran cantidad de rasgos distintivos que las hacen muy peculiares. No son nada fáciles de ver, pues pasan su vida ocultas bajo tierra o a ras de suelo, donde construyen telas de captura por lo general discretas y con abertura con forma anillada. Los machos son más fáciles de ver cuando salen en verano en busca de las hembras. Además su aspecto es mucho más llamativo. No creo que sean arañas muy abundantes por la zona, pues en más de una década saliendo al campo no he visto más de una decena.

Son arañas cribeladas de aspecto robusto, con patas cortas y relativamente gruesas. Los machos recuerdan un poco a los salticidae, si bien hay marcadas diferencias; entre ellas los ojos. Su escudo prosómico es muy ancho por delante, con forma subrectangular. Las hembras parecen pequeños ‘tanques’ de color negro, aunque a menudo tienen la parte delantera del prosoma parcialmente blanca o amarillenta; incluso pelos claros que se alternan con los negros por toda la superficie del prosoma. Tienen ocho ojos, de los cuales cuatro se concentran en la parte central y frontal. Los otros cuatro aparecen muy separados, formando los vértices de un cuadrado que se extiende por la mitad superior del prosoma. Los ojos son pequeños, si bien los dos ojos medianos posteriores, suelen ser un poco más grandes que el resto. Los machos son bastante más pequeños que las hembras. En algunas especies la diferencia de tamaños entre ambos sexos es enorme. Además son muy vistosos. El opistosoma de los machos suele mostrar destacados dibujos rojos o anaranjados con áreas o puntos negros. Ambos sexos están densamente cubiertos de pelos cortos, lo que da a estas arañas un aspecto aterciopelado. 

Las hembras de, al menos, algunas especies son muy cuidadosas tanto con el cuidado de las puestas como de las ninfas. Mueven las puestas cuando detectan que las condiciones ambientales no son las adecuadas, alimentan a sus ninfas e incluso sirven de alimento a las mismas cuando su madre muere.

La identificación fotográfica de los erésidos resulta polémica (problema muy extendido entre los arácnidos) y se echan de menos estudios que arrojen luz sobre los habitus de las distintas especies de forma ‘inequívoca’. Son relativamente poco conocidas.

En la fauna ibérica se han descrito tres géneros: Eresus, Loureedia y Stegodyphus. No obstante, parece que se trata de una familia en revisión aún no bien perfilada.

A %d blogueros les gusta esto: