Gomphus pulchellus (Selys, 1840)

Gomphus pulchellus

Cópula. La hembra es la que se sitúa detrás, con la cabeza sujeta por los cercos del macho.

El género Gomphus (familia Gomphidae), está integrado por cuatro especies en la fauna ibérica. Una de ellas es G. pulchellus, que no he visto en la mancha conquense. Las fotos son de la provincia de Toledo (Parque Nacional de Cabañeros).

Se trata de una especie de una longitud total de 45-50 mm con una longitud del ala posterior de unos 30 mm. Tiene una coloración amarilla más pálida que otras especies del mismo género, a veces con tonos ligeramente verdosos, y una serie de líneas negras. La cabeza tiene la cara amarilla, con el vértex negro. Para su identificación se puede utilizar el patrón de coloración del lateral del tórax (que permite distinguir a los machos del género Gomphus). Éste es amarillo pálido con una serie de delgadas líneas negras en las suturas y una peculiaridad única: es la única especie con línea negra interpleural completa (curvada a la vez en la parte central). Dicha línea aparece entre la pata central (segundo par) y la base del ala anterior. Las patas son amarillas con rayas longitudinales negras. El abdomen no presenta el aspecto claro en maza de otras especies, es decir, tiene una forma más uniformemente cilíndrica, sin apenas ensanchamiento en los últimos extremos. Tiene una línea amarilla longitudinal en el dorso delimitada por otra línea longitudinal negra a cada lado. Las alas carecen de campo anal (como todos los Gomphus) y suelen tener el pterostigma pardo, delimitado por venas negras.

Los apéndices anales de los machos de Gomphus son relativamente discretos en comparación con otros géneros de la familia, sobre todo Onychogomphus.

 

A %d blogueros les gusta esto: