Deja un comentario

Cicindelinae (subfamilia)


Actualmente se considera una subfamilia dentro de la familia Carabidae, aunque hasta hace  poco era considerada una familia independiente.

Las cicindelas son unos escarabajos del suborden Adephaga que, a grandes rasgos, se caracterizan por su gran agilidad, su facilidad de vuelo, su carácter depredador y sus formidables mandíbulas. Son conocidos como escarabajos tigre (Tiger Beetle en inglés).

Existen unas 1600 especies distribuidas por todo el mundo de las cuales 17 (en revisión) están presentes en la fauna ibérica.

Son escarabajos de tamaño medio, de forma ligeramente alargada y con patas relativamente largas, delgadas y con tarsos de 5 segmentos (en los machos el tarso del primer par de patas está ensanchado). Su cabeza es algo más ancha que el pronoto, debido especialmente al volumen de sus grandes ojos.  Tienen antenas filiformes de 11 artejos que se insertan en la frente, por delante de los ojos. Están dotados de grandes mandíbulas, dentadas en la parte interior. Sobre ellas destaca el labro, grande y normalmente de color claro. El pronoto es discreto. Los élitros muestran gran variedad de dibujos que van desde colores apagados que se camuflan con la tierra y la vegetación, hasta vivos verdes metálicos. El dibujo suele presentar manchas punteadas o sinuosas de tamaño variable. Los élitros tienen los ángulos humerales bien marcados, cubren completamente el abdomen y protegen un par de alas bien desarrolladas que les dan la posibilidad de volar. Son buenos voladores. Aunque generalmente se desplazan corriendo tramos cortos o con pequeños “saltos” (vuelos), si son molestadas pueden fácilmente alejarse volando.

Una de las peculiaridades de la biología de las cicindelas es su “curiosa” fase larvaria, que recuerda a la de las hormigas león. Su larva excava un túnel tubular en el suelo. Si el suelo es arenoso el tubo suele ser vertical pero si es pedregoso, se adapta al terreno. Desde el interior de este tubo, la gran larva, de forma alargada, acecha a sus presas  tapando con su cabeza aplanada la apertura circular del agujero. Cuando pasa una presa la captura con sus mandíbulas y la introduce en el tubo para devorarla. Luego tira los restos. Se convierte en adulto dentro de la galería y luego o bien sale (en otoño) si las condiciones son favorables y busca refugio fuera para pasar el invierno, o bien pasa el mismo dentro de la galería hasta que llega la primavera.

Larva.

En la imagen podemos ver la cabeza de una larva taponando la entrada de su agujero. Desde aquí acecha las presas.

Parecen tener predilección por los lugares áridos y arenosos. Se alimentan cazando otros invertebrados, especialmente hormigas. En una ocasión vi como un díptero de la familia Asilidae, cazaba una cicindela, de tamaño similar a él, para devorarla.

Las especies descritas en el blog son:

  1. Cicindela (Cicindela) maroccana,
  2. Cicindela lagunensis,
  3. Cylindera paludosa,
  4. Lophyra (Cicindela) flexuosa,
  5. Myriochila melancholica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: