Deja un comentario

Carpocoris fuscispinus (Boheman, 1850)


Dos de las formas cromáticas que muestra la especie.

Dos de las formas cromáticas que muestra la especie.

Pentatómido de la subfamilia Pentatominae de unos 10 mm. de longitud conocido vulgarmente como “chinche mediterránea”. Existen 6 especies euromediterráneas del género Carpocoris de las cuales 4 parecen estar presentes en la península ibérica. Pero solo C. fuscispinus (también conocida como C. mediterraneus) está presente en la comarca. Se trata del pentatómido más común y fácil de observar por la zona.

Otra forma cromática de C. fuscispinus.

Su coloración varía entre tonos totalmente naranjas, verdosos o combinaciones de ambos con hemiélitros rosáceos.

Visión dorsal. Descripción de las distintas partes.

Visión dorsal. Descripción de las distintas partes.

Como todos los Pentatomidae, tiene antenas con 5 artejos y tarsos con 3 artejos y están dotados del mecanismo de defensa basado en la producción de líquido maloliente.

El primer artejo antenal es anaranjado, el resto son oscuros. La cabeza y el pronoto suelen tener la misma tonalidad pudiendo aparecer zonas oscuras. A veces se observan dos líneas longitudinales en el dorso de la cabeza. Destacan (y son clave para su identificación externa) las prolongaciones laterales del pronoto, las más acusadas de todas las especies del género Carpocoris; con la zona puntiaguda negra (“Clave de identificación de las especies euromediterráneas de Carpocoris. J. Ribes, S. Pagola-Carte.”). La mancha negra de los ángulos humerales es masiva y ocupa, sobre todo, parte del borde latero-posterior; su borde interno es convexo o irregular.

El escutelo (scutellum) es grande, pero no cubre todo el dorso, dejando visibles los hemiélitros y las alas membranosas.  Todo el dorso, desde la cabeza hasta los hemiélitros, está cubierto por abundantes y diminutas depresiones punteadas, casi siempre de coloración oscura. Las patas suelen ser anaranjadas o verdosas.

Las ninfas en sus estadios finales son blaquinegras.

A la izquierda una puesta. Los huevos tienen una especie de "tapa circular" en la parte superior por los que saldrán las ninfas. A la derecha una ninfa en estadio avanzado.

A la izquierda una puesta. Los huevos tienen una especie de “tapa circular” en la parte superior, por la que saldrá la ninfa. A la derecha una ninfa en estadio avanzado.

A la izquierda ninfa pasando de estadio 3 a 4 (se observa como rompe el exoesqueleto por atrás). A la derecha ninfa en estadio 5.

A la izquierda ninfa pasando de estadio 3 a 4 (se observa como rompe el exoesqueleto por atrás). A la derecha ninfa en estadio 5.

Tiene 2 generaciones anuales normalmente. Cada hembra adulta realiza entre 5-7 puestas. Los huevos tardan unas 2 semanas en eclosionar y las ninfas tardan unas 6 semanas en llegar a adultas. Pueden verse adultos durante todo el año, en primavera y verano activos y en las estaciones frías ocultos en agujeros y grietas, inactivos.

Se alimenta de la savia de una enorme variedad de plantas, aunque cuando llega la parte más seca del verano parece buscar los cardos que aún se mantienen verdes.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: